Volver al blog

¿Te has auto-evaluado como jefe en esta contingencia?

ponder-man-finding-way-to-solve-his-problems

3 pautas para lograr un mejor desempeño, a pesar de las adversidades.

Si recuerdas la situación de tu empresa y de tu equipo a principios de 2020, y la comparas con la situación actual, ¿qué diferencias encuentras en tu liderazgo? ¿Has desarrollado las nuevas competencias que te ha exigido el contexto?

La integridad es una de las competencias más complejas que nos ha tocado desarrollar en esta contingencia, pues implica hacernos cargo de las responsabilidades que tenemos y los resultados que logramos. Ante las pérdidas económicas, la reducción de los índices del negocio y la depresión del mercado laboral, nos toca dar cuentas a nuestros socios, empleados, clientes y accionistas. Y dar malas noticias no es nada fácil. 

Ser un líder íntegro es de gran valor para mantener la confianza de los que nos rodean, y aunque nos implique un gran esfuerzo, debemos encontrar la manera de transmitir motivación, certeza y capacidad para resolver los problemas de la organización. Quizás no te sientas preparado para hacerlo, pero en Edupedia podemos ayudarte a ti y a los demás miembros de tu equipo para desarrollar esa competencia. ¡No estás solo!

Entra en contacto con nosotros ahora

 

A continuación te propongo 3 acciones que todo líder que domine la competencia de integridad debe hacer, y más aún en estos tiempos difíciles:

1. Me hago dueño y responsable de mis problemas y circunstancias.

Empecemos por lo más difícil. Lo que nos está pasando provino del exterior, pero nuestra toma de decisiones en los últimos meses ha determinado la situación que vivimos hoy. Si nos hacemos responsables de nuestra propia situación, estaremos más cerca de encontrar una solución. 

2. Admito mis errores ante mí mismo y ante los demás.

Ser empresario trata básicamente de hacer apuestas. Estamos acostumbrados a tener cierto grado de certeza o de información para que nuestras apuestas no fallen, pero en este contexto de incertidumbre, hay más probabilidad de error. Admitir estas fallas ante tu propio juicio, y ante los demás, te ayudará a construir un liderazgo honesto, humano y congruente. Habla con tu equipo, propongan nuevas soluciones, y genera una cultura de tolerancia ante el error. 

3.Soy proactivo y tomo la iniciativa para cambiar la situación. 

Hay dos posturas ante un problema. Ser víctima o protagonista. El mártir, indefenso, y pasivo líder que espera que la situación se arregle por sí misma, será quien sufra más en esta contingencia. Para dejar la postura cómoda de la víctima, debes ser tú quien busque a otros, el que inicie las conversaciones, y el que proponga nuevas ideas. 

¿Qué beneficios puede obtener mi empresa al fortalecer la competencia de Integridad?

  • El ejemplo arrastra, y la cultura de trabajo se crea por imitación. Si tú demuestras ser abierto y responsable de tus resultados, el resto del equipo adoptará la misma línea. 
  • Eleva el sentido de pertenencia a tu empresa o a tu equipo. Un liderazgo congruente y confiable estimula los valores y la esencia de las personas que lo rodean. Esos son los ingredientes de un equipo que se arraiga en la empresa y defiende los valores de la misma. 
  • Espera grandes resultados, de forma consistente. Una persona responsable por sus resultados difícilmente incumplirá una promesa o un compromiso establecido con la organización. Si creas una atmósfera de “Accountability” o transparencia en los resultados, cada quien se hará cargo de llegar a los objetivos. 

En Edupedia creamos un curso denominado “Integridad y responsabilidad por los resultados”, que dotará a tu equipo del conocimiento, las herramientas y los modelos de acción que se requieren para incrementar su dominio de la competencia que hemos abordado en este artículo. Te invito a que contrates la membresía Edupedia para tu empresa hoy mismo, para que puedas aprovechar los beneficios de la capacitación digital, donde quiera que estés. 

Seguiremos leyéndonos en este espacio con más temas de tu interés.